La Vanguardia entrevista a esta pareja rebelde que propone joyas únicas personalizadas por los propios clientes. Parten de la máxima que todos somos diferentes y las joyas deben reforzar nuestra identidad en lugar de unificarlas como sucede con la joya industrial más extendida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies